LAS MUERTES DE UN CAUDILLO

La tumba de Facundo Quiroga

Daniel Schávelzon y Patricia Frazzi

Tantas cosas se han dicho sobre el general Quiroga, tantas mentiras y exageraciones se han escrito sobre él, que no puede descansar en paz en su tumba recoleta. Ruge por las noches al recordar su crimen avieso, premeditado y alevoso que tantas veces le habían advertido. Su indomable orgullo le impidió entender que tarde o temprano sus enemigos se cobrarían las cuentas pendientes. Facundo despreciaba a los Reinafé, esos hermanos brutales que había tratado de derrocar años antes. Pero el fiel Ruiz Huidobro no pudo con ellos, y ahora los Reinafé se tomaban la revancha. Facundo marchó al muere en una galera, porque el paso carcomido por el reuma le impedía cabalgar como en otros tiempos. Murió traicionado, con la cara desfigurada por el tiro de Santos Pérez, el cuerpo desnudo, robado y vejado por estos que no eran más que salteadores de caminos.

No es raro que el Tigre siga rugiendo, gima de dolor y de impotencia cuando le achacan injusticias que no cometió. Murió Facundo antes de que su estrella declinara, cuando aún su nombre era prestigioso y sinónimo de promesas…, por eso es que su dimensión se agiganta como los mitos que alimenta. Facundo se eterniza en el imaginario de los argentinos. Dicen que lo han enterrado de pie como a un caballero castellano. Dicen que está parado para presentarse así ante el Creador. Dicen que quieren llevárselo a La Rioja para que descanse en sus pagos. Tantas cosas se dicen de Facundo que resulta difícil separar la verdad de las exageraciones y la mera fantasía.

Esta es la muerte de Facundo Quiroga, sin mitos, ni versos, ni suposiciones. La descarnada historia de su muerte y sus sepulturas, el rito final que honró sus días. Lo demás queda al arbitrio de la imaginación. Esto que narramos es sólo historia, sin juicio ni prejuicio.



Información sobre “Las muertes de un caudillo

112 páginas.

Formato: 21x15x0,8 cm.
ISBN: 978-987-1555-08-6

  • $ 190,00

Encontranos en las Redes Sociales